Arrancada con barra al cuello

Arrancada con barra al cuello

Cogemos la barra con un agarre a la anchura de las manos, las rodillas ligeramente flexionadas y la espalda recta. Apretando los pies en el suelo, levanta la barra extendiendo las rodillas y empujando con las caderas, levanta explosívamente la barra hacia el pecho. Encoge los hombros al mismo tiempo, creando el impulso para levantar la barra hasta la altura del cuello, para conseguir mayor altura realizamos una extensión de tobillo, elevando los talones lo máximo posible.