Respiración abdómino-diafragmática. Posición sentada.

Respiración abdómino-diafragmática. Posición sentada.

Comenzamos en posición sentada, con la espalda bien apoyada en el respaldo, y los pies bien apoyados en el suelo. Coloque las manos sobre el abdomen, a la altura del ombligo, y realice respiraciones lentas y profundas. Expulse el aire por la boca lentamente, y tómelo por la nariz. Como si apagara una vela, y oliera una flor. Intente que el movimiento se observe en el abdomen y no en el pecho. Repite cada ejercicio de 5 a 10 veces, según tu estado físico. No debes sentir dolor ni fatiga. Si sientes fatiga o falta de aire, para y descansa.

Músculos que trabajan