Retracción y protracción escapular

Retracción y protracción escapular

Arrodíllate con una mano en el suelo y la otra al lado de tu cuerpo. Lentamente bajamos el cuerpo hacia el piso, acercamos los omoplatos hacia la columna vertebral, y desde esa posición los alejamos los máximo posible de la columna vertebral.