Flexiones de brazos con piernas apoyadas sobre banco

Flexiones de brazos con piernas apoyadas sobre banco

Con las manos apoyadas en el suelo a la anchura de los hombros, los pies sobre un banco plano, o alguna superficie elevada, acercamos el pecho al suelo y lentamente volvemos a la posición inicial. Debemos mantener durante todo momento la tensión abdominal y lumbar para que el cuerpo no se curve en ningún momento.