Extensión cervical

Extensión cervical

Sentado o de pie con una postura relajada. Sin mover el cuerpo, elevamos la barbilla hacia arriba. Como si queremos mirar el techo. No debemos forzar en ningún momento el cuello.