Apertura lateral con mancuerna rodilla apoyada

Apertura lateral con mancuerna rodilla apoyada

Con la rodilla apoyada en un banco plano, debemos evitar la curvatura lumbar levantando la zona dorsal y los gluteos y así obligamos a que la zona lumbar permanezca lo más recta posible. Con la mano en pronación cogemos la mancuerna y realizamos una elevación del brazo hasta la altura del hombro. Nunca debemos superarlo. Si queremos endurecer el ejercicio podemos detenernos un instante en el punto más alto.